Aceitunas deshidratadas: aplicaciones en la industria agroalimentaria

Aceitunas deshidratadas: aplicaciones en la industria agroalimentaria

  • Categoría de la entrada:Noticias

No hace mucho te contábamos en este mismo blog cómo nuestras aceitunas deshidratadas son 100% naturales. En efecto, son un ingrediente que conserva todas sus propiedades nutritivas, así como su olor y sabor. Pero algunos nos habéis preguntado: ¿qué aplicaciones alimentarias tienen las aceitunas deshidratadas? Es decir, ¿para qué suele utilizarse este ingrediente?

De dicha pregunta recurrente nace este post: vamos a contarte las múltiples aplicaciones que tienen las aceitunas deshidratadas y cómo puedes encontrarlas prácticamente en cualquier alimento elaborado, desde el pan hasta el queso, pasando por salsas, aderezos y snacks.

Aceitunas deshidratadas: aplicaciones en la panadería

Gran parte de nuestra producción acaba en el sector de la panadería. Y no sólo la harina de aceituna; también nuestras aceitunas deshidratadas en trozos. 

En efecto, como ya te contamos en otro post, en Atalaya Agroalimentaria producimos una harina sin gluten a base de pulpa de aceituna –negra y verde. Esta se destina a complementar la receta del pan, ya sea habitual o sin gluten. Con ello se enriquece el producto final, añadiendo sus aromas, sabores y todas sus propiedades nutritivas.

Más allá de nuestra harina de aceituna, también puedes encontrar pan con aceitunas deshidratadas en trozos. En efecto, cada vez existe una tendencia mayor a consumir productos de panadería con semillas y frutos. Nuestras aceitunas son un ejemplo de ello.

Gracias a nuestra tecnología, podemos ofrecer a las empresas panaderas unas aceitunas deshidratadas que se ajustan al grado de humedad y salinidad que necesitan en su cadena de producción. 

Sector cárnico y lácteo

La relación entre las olivas y el sector cárnico va más allá de la tradicional mortadela con aceitunas. Ciertamente, la inclusión de trozos en fiambres es la manera más habitual en la que podemos encontrar las aceitunas. No obstante, también hay empresas que no dejan de innovar en lo que a creación de nuevos productos se refiere. En este sentido, vuelve a aparecer la harina de aceituna como un ingrediente para la cobertura de embutidos y también de quesos.

Curiosamente, el sector lácteo es uno de los que más creatividad ofrece a la hora de integrar las aceitunas deshidratadas. Aunque recientemente Lidl anunció una nueva línea de yogures con verduras, la oferta no incluye –todavía– yogures con aceitunas.

Sin embargo, sí es más habitual encontrar quesos con trozos de olivas. En el catálogo de quesos Hidalgo verás uno con aceitunas deshidratadas en trozos. Una delicia para quienes se declaran amantes de estos productos lácteos y también del sabor aceitunero.

Aderezos, salsas y snacks saludables

La principal finalidad de una salsa o aderezo es crear platos más sabrosos. Teniendo en cuenta que las aceitunas deshidratadas aportan el mismo sabor –y beneficios– que el aceite de oliva, su presencia en este ámbito gastronómico es inevitable.

Por ejemplo, empresas productoras de bechameles, salsas y mayonesas utilizan la harina de aceituna como ingrediente. Incluso puedes encontrar sal marina con olivas negras. De igual forma los trozos de aceituna deshidratadas pueden aplicarse a estas mismas salsas. 

Por otro lado, siendo la aceituna un fruto tan nutritivo, está presente en un sector en auge: el de los snacks saludables. Precisamente ya te contamos en nuestro blog cómo las olivas se convierten en una aliada de las dietas detox. De esta forma, muchas empresas dedicadas a surtir este tipo de alimentos, incorporan aceitunas deshidratadas como un ingrediente más en sus productos.

Y no sólo las empresas innovadoras. También los snacks más conocidos han comenzado a ofrecer mixes de frutos secos con trozos de aceitunas deshidratadas como sustitutas de las pasas.

Como puedes comprobar, las aceitunas deshidratadas están en más alimentos de lo que imaginabas en un principio. Y todos ellos se benefician de su aporte de nutrientes y, cómo no, de su sabor. Si alguna vez has probado cualquiera de estos productos, nos encantará leer tu experiencia ¡déjanos un comentario al final de este post!