La harina de aceituna: la más desconocidas de las harinas sin gluten

La harina de aceituna: la más desconocidas de las harinas sin gluten

  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Comentarios de la entrada:2 comentarios

Uno de los productos que distribuimos desde Atalaya Agroalimentaria es la harina de aceituna negra deshidratada. Junto a la harina de aceituna verde, se convierte en un ingrediente de referencia para las empresas que elaboran productos para celíacos.

En efecto, todos nuestros productos, desde las aceitunas en mitades o rodajas hasta la harina de aceituna negra o verde, pueden integrarse en una dieta sin gluten. Pero en esta ocasión, centraremos la atención en las harinas, ya que son las más desconocidas de aquéllas que no tienen gluten.

Harinas con gluten y sin gluten

El gluten es un conjunto de proteínas que contienen los cereales de secano. Por esta razón, es un elemento que está presente en la mayoría de alimentos que consumimos, bien de manera directa como también indirectamente.

Sin embargo, hay personas cuyo sistema inmunológico presenta una intolerancia al gluten. Es lo que se conoce como “enfermedad celíaca”. Según una información publicada en el diario La Vanguardia “el 1,5% de la población es celíaca, pero el 75% ni siquiera lo sabe”.

Las personas con enfermedad celíaca no pueden consumir alimentos procedentes de los cereales. Por ello, deben evitar a toda costa productos como la harina de trigo (y sus derivados), centeno, cebada y espelta.

Aunque hace algunos años esta restricción podía llegar a ser un verdadero problema para quienes padecían celiaquía, en la actualidad cada vez es más fácil encontrar harinas sin gluten y alimentos producidos con ellas.

Entre las harinas sin gluten más utilizadas se encuentran las de maíz, arroz, mijo, garbanzo y trigo sarraceno. Sin embargo, existe otra variedad que a menudo pasa desapercibida: nos referimos a la harina de aceituna negra y aceituna verde que en Atalaya Agroalimentaria obtenemos de nuestro proceso de deshidratado.

Harina de aceituna negra y de aceituna verde deshidratadas

Cuando pensamos en harina, lo primero que se nos viene a la mente es su principal aplicación: la elaboración de pan o pasta. Sin embargo, la harina de aceituna, como ingrediente alimentario, está muy presente en otros productos.

Por ejemplo, la harina de aceituna negra puede servir de condimento para salsas ya que a la vez que da espesor, también otorga el aroma y sabor característicos de la oliva. ¿Imaginas el toque especial que tendrían unas croquetas hechas con un poco de nuestra harina? Exacto: deliciosas.

Otro ámbito gastronómico en el que la harina de aceituna está presente es el de los aderezos. En efecto, es un complemento perfecto para vinagretas y aliños, así como para culminar la presentación de un plato. Incluso hay productores de sal marina que ofrecen entre sus sabores la sal con harina de aceituna negra. Otros sectores como el cárnico, el lácteo o el de la repostería, utilizan la harina de aceituna para coberturas y recetas especiales.

Tanto la harina de aceituna negra como la de aceituna verde que elaboramos en Atalaya Agroalimentaria provienen de la variedad olivarera hojiblanca. Ambas tienen un alto grado de deshidratado y, por tanto, presentan un grado bajo de humedad.

No sólo no contienen gluten, sino que están libres de alérgenos y, al no estar en salmuera, poseen un bajo contenido en sal. Esto convierte a nuestras harinas en un ingrediente alimentario óptimo para todo tipo de consumidores.

Pero, ¿y la harina con hueso de aceituna?

No toda la harina de aceituna que se ofrece en el mercado procede la aceituna negra o la aceituna verde. Muchas empresas ofrecen la harina derivada del hueso de la aceituna.

En Atalaya Agroalimentaria sólo producimos harina procedente de la pulpa de la aceituna. Así nos aseguramos que ésta posea todas las características organolépticas propias del fruto, es decir, tanto sus nutrientes como su olor y sabor.

Por su parte, destinamos el hueso de la aceituna a la producción de la energía biomasa que necesita nuestro proceso de deshidratado. Con ello, nos aseguramos también el objetivo “residuo cero” que nos planteamos como empresa medioambientalmente sostenible. 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Javier

    Pues es la primera vez que leo y se de que el hueso de la aceituna se puede usr para la elaboracón de harinas y que estas se puedan consumir.

    Me fascina el oliva y todos los productos fantásticos que salen de el, el aceite de oliva virgen extra, las aceitunas, infusiones de olivo y ahora la harina de olivo. Más el olivo no puede dar, bueno si, lo relajante y boito que es taner un buen olivo en el jardín.

    Un milagro que nos ha regalado la naturaleza.

    1. Social Atalaya

      ¡Hola, Javier!

      Ante todo, gracias por leer nuestro post y también por tu comentario. Ciertamente el olivo es fascinante ? Como bien apuntas, no puede ser un árbol más aprovechado.

      Eso sí, aunque en el mercado existen marcas que elaboran harina del hueso de la aceituna, en el caso de Atalaya Agroalimentaria elaboramos la harina con la pulpa del fruto, con lo cual conseguimos un producto que mantiene todos sus nutrientes. Y, con el hueso, generamos energía de biomasa, siendo nuestra actividad industrial respetuosa con el medio ambiente ?

Leave a Reply