Canelones rellenos de espinacas, ricotta y aceitunas deshidratadas

Canelones rellenos de espinacas, ricotta y aceitunas deshidratadas

Esta semana vamos a hacer unos deliciosos canelones rellenos de espinacas, ricotta y aceitunas deshidratadas verdes, ¡os va a encantar esta receta!.

Ingredientes para los canelones rellenos de espinacas

  • Canelones, 20 placas.
  • Espinacas, 300g.
  • Ricotta, 250g.
  • Aceitunas deshidratadas verdes, 100g.
  • Bacon, 100g.
  • Cebolla, una grande.
  • Ajo, dos dientes.
  • Queso parmesano.
  • Dos huevos.
  • Queso rallado.

Para la bechamel con roquefort:

  • Mantequilla.
  • Harina.
  • Leche, 100ml.
  • Sal.
  • Queso roquefort.

Elaboración de los canelones rellenos de espinacas

Lo primero que se hace es cocer las placas de canelones. En una olla grande hervimos agua con un poco de sal. Una vez haya hervido se añaden las placas de una en una para que no se peguen. Cuando se hayan cocido se van sacando una por una pasándolas por agua fría antes de reservarlas.

En una sartén a fuego medio con aceite se añade el ajo y la cebolla, cocinándolas hasta que cojan un poco de color y añadimos el bacon dejándolo cocinarse un par de minutos. A continuación añadimos las hojas de espinacas y se cocinan hasta que pierdan el volumen, una vez esto ocurra se apaga el fuego y se sirve en un bol grande.

Para finalizar el relleno se añade la ricotta, las aceitunas deshidratadas verdes en trozos, los dos huevos y el queso parmesano y se mezcla todo muy bien hasta que todos los elementos queden perfectamente integrados.

Colocamos las placas de canelones -que previamente teníamos reservadas-  sobre una superficie plana, las rellenamos y enrollamos para hacer los canelones.

En este momento es cuando vamos a hacer la salsa bechamel, para ello calentamos mantequilla en una sartén y cuando se derrita, añadimos la harina. Cocinamos la harina y le echamos un poco de sal; Ahora incorporamos la leche y removemos sin parar hasta que la salsa bechamel se haga. Para terminar la bechamel, le vamos a dar un gusto especial añadiendo queso roquefort y mezclamos junto con la bechamel hasta que totalmente integrado.

Cogemos una fuente apta para horno, cubrimos el fondo con la salsa bechamel y colocamos los canelones. Volvemos a bañar los canelones con la salsa bechamel y espolvoreamos con queso gratinado. Para terminar se hornea para conseguir el efecto gratinado en un horno previamente calentado a 180ºC.

Receta con aceitunas deshidratadas compartida por Atalaya Agroalimentaria.

¿Tiene alguna duda o necesita un presupuesto?

Canelones rellenos de espinacas

Imagen CC de Rasha Y