Gluconato Ferroso: qué tienes que saber de este aditivo alimentario

Gluconato Ferroso: qué tienes que saber de este aditivo alimentario

  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Una de las características de nuestras aceitunas deshidratadas negras que sorprenden más a nuestros clientes es que no contienen gluconato ferroso como aditivo alimentario. En efecto, si por algo se definen nuestros productos es por la ausencia de cualquier tipo de aditivos. Lo cual los convierte en alimentos totalmente naturales y con un procesado respetuoso con sus características organolépticas.

Pero, ¿qué relación existe entre este aditivo alimentario y las aceitunas negras? En la actualidad tienen mucha relación. Por eso es tan poco común ofrecer un producto como el nuestro. Sin embargo, no existe demasiada información acerca de este aditivo alimentario. Por eso, nos hemos propuesto explicarte en este post qué es el gluconato ferroso y para qué se usa en la industria de la alimentación.

Gluconato Ferroso: qué es

Como ya hemos mencionado, es un aditivo químico cuya fórmula molecular es: C(12)H(22)FeO14. Es la sal de hierro del ácido glucónico. Suele utilizarse como suplemento para algunos casos de anemia, pero en la industria alimentaria tiene un fin muy distinto.

Gracias a sus características, el gluconato ferroso tiene propiedades como estabilizante, pero también de agente de color. De hecho, uno de sus usos más comunes es el de conservador del color en las aceitunas negras. 

Por ello, los principales productores de aceitunas negras encurtidas, utilizan el gluconato ferroso dentro de su proceso de producción. En el etiquetado aparece como E-579.

Otro de los usos más comunes es el de suplemento alimenticio. En este sentido se destina principalmente para mejorar el rendimiento deportivo. En otros casos se utiliza como fuente de hierro destinado a personas con ciertas anemias.

Principales inconvenientes

Al igual que ocurre con el resto de aditivos, el gluconato ferroso puede llegar a ser contraproducente en dosis elevadas, Incluso puede derivar en problemas de salud.

Habitualmente es el Comité de Expertos en Aditivos Alimentario de la FAO quien establece los límites de ingesta para este tipo de compuesto. En el caso de este aditivo, el comité tiene establecido una Ingesta Máxima Diaria Tolerable de 0.8mg/kg de peso corporal. Es decir, aunque el hierro es beneficioso para nuestra salud, las altas dosis no son seguras ni para los adultos ni, especialmente, para los más pequeños.

Según el Vademécum Farmacéutico las reacciones adversas que se observan tras la ingesta de gluconato ferroso son:

  • Malestar abdominal
  • Náuseas
  • Disgeusia
  • Dispepsia
  • Estreñimiento o diarrea
  • Coloración oscura de heces

En la web hablemosclaro.org se recoge una tabla de valores máximos de ingesta diaria recomendada de gluconato ferroso para diferentes grupos de población.

Aceitunas libres de aditivos

Una de las ventajas que presentan nuestras aceitunas deshidratadas negras es que están exentas de este aditivo alimentario. Es decir, nuestro producto consigue mantener su color sin necesidad de añadir ningún químico.

Por otro lado, en Atalaya Agroalimentaria disponemos de un proceso patentado único para la deshidratación. Gracias a él conseguimos aceitunas deshidratadas que mantienen sus características nutricionales. Este aspecto es importante porque la mayoría de aceitunas negras que se comercializan presentan un bajo nivel nutricional tras el procesado y sí contienen gluconato ferroso para mantener el color.

De esta forma todos los formatos de nuestras aceitunas negras deshidratadas:

  • Están libres de Gluconato Ferroso
  • No contienen salmuera
  • Exentas de TACC (aceitunas sin gluten)
  • Tampoco presentan ningún tipo de alérgenos.

Por ello nuestras aceitunas deshidratadas son aptas para todo tipo de consumidores y dietas.

Leave a Reply