Seguridad alimentaria y calidad alimentaria ¿son lo mismo?

Seguridad alimentaria y calidad alimentaria ¿son lo mismo?

En el ámbito agroalimentario, al igual que ocurre con otros sectores, se utilizan de manera habitual terminología que puede llegar a crear confusión a nivel del consumidor. Uno de estos ejemplos más claros son los que incumben a los conceptos de “seguridad alimentaria” y “calidad alimentaria”.

Para quienes son ajenos al sector, “seguridad” y “calidad” alimentaria pueden llegar a parecer sinónimos, pero ¿realmente lo son? En este post, te explicaremos qué significan exactamente estos términos y en qué sentido se utilizan en el sector agroalimentario para que no vuelvas a confundirlos nunca más.

Seguridad alimentaria: qué es

El concepto de “seguridad alimentaria” fue introducido en la década de los 70 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) aludiendo a la “producción y disponibilidad alimentaria a nivel global”. El término ha ido evolucionando en las últimas décadas, asociándose nuevos valores. 

Fue en la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996 cuando la FAO estableció que la seguridad alimentaria “a nivel de individuo, hogar, nación y global, se consigue cuando todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”.

Cuando la FAO habla de “seguridad alimentariatienen que cumplirse cuatro condiciones:

  • Disponibilidad física, lo que está ligado con el nivel de producción y el stock.
  • Acceso económico y físico a los alimentos. En el sentido de que debe haber políticas que garanticen este derecho a todas las personas.
  • Estabilidad del acceso, puesto que esa garantía ha de ser constante en el tiempo y no puntual. Esta cuestión contempla los factores económicos o climatológicos que puedan influir en la producción.
  • Uso de los alimentos, entendiéndose esta condición desde un punto de vista nutricional.

Concepto de calidad alimentaria

Sin embargo, más allá de este valor universal de garantizar el acceso a la alimentación de todas las personas, el término “seguridad” también hace referencia a un indicador de calidad de los alimentos.

Cuando en el ámbito agroalimentario hablamos de “calidad”, aludimos directamente a las cualidades y características de los alimentos. Es decir, su sabor, su color, su olor, su apariencia… Asimismo, se incluyen otras propiedades los sentidos no pueden percibir, pero que también forman parte de dicho alimento, como las cualidades químicas e higiénicas. 

En este sentido, la Ley 28/2015, de 30 de julio, para la defensa de la calidad alimentaria nos ofrece la siguiente definición: “conjunto de propiedades y características de un producto alimenticio o alimento relativas a las materias primas o ingredientes utilizados en su elaboración, a su naturaleza, composición, pureza, identificación, origen, y trazabilidad, así como a los procesos de elaboración, almacenamiento, envasado y comercialización utilizados y a la presentación del producto final, incluyendo su contenido efectivo y la información al consumidor final especialmente el etiquetado”.

La seguridad alimentaria como un indicador de calidad

La seguridad, como característica que puede poseer un alimento, encaja perfectamente en la definición de calidad anteriormente descrita. Un alimento que provoque algún daño a la salud nunca podrá considerarse de calidad. Así, la inocuidad forma parte de la lista de características que ha de reunir un producto alimenticio para llegar a los mínimos estándares exigidos.

Éste es el motivo por el que gran parte de las certificaciones y normativas de calidad tienen una fuerte ligazón con la seguridad alimentaria. Por ejemplo, uno de los sellos de calidad más conocidos en el mundo alimentario, como es el IFS, es realmente una certificación que mide la seguridad de los procesos de producción

En definitiva, aunque no sean sinónimos, sí que existe una estrecha relación entre los conceptos de seguridad y calidad alimentaria. Puede haber alimentos seguros que no sean de calidad, pero jamás existirán alimentos que lleguen a los mínimos indicadores de calidad si no son seguros.

Leave a Reply