Salsa guacamole con aceitunas negras deshidratadas

Salsa guacamole con aceitunas negras deshidratadas

Bienvenidos una semana más al blog de recetas de Atalaya Agroalimentaria dónde os enseñamos distintas recetas añadiendo nuestras aceitunas deshidratadas. Esta semana prepararemos una Salsa guacamole con aceitunas negras deshidratadas y para acompañarla unos nachos caseros.

¡Serás el rey o la reina del picoteo en las fiestas!

Ingredientes de la salsa guacamole

Para la salsa guacamole con aceitunas deshidratadas:

  • Dos aguacates.
  • Una cebolleta.
  • Un tomate.
  • Un poco de cilantro.
  • Un poco de jugo de lima.
  • 40-60g de aceitunas deshidratadas negras en trozos o harina de aceitunas.
  • Aceite y sal.

Para los nachos caseros:

  • 100g de harina de maíz.
  • Una cucharada de harina de aceitunas deshidratadas negras (opcional).
  • Una cucharada de harina de trigo.
  • Sal y aceite.

Elaboración de la salsa guacamole

En primer lugar vamos a empezar con la elaboración de la salsa:

La salsa guacamole no es complicada de hacer y en unos pocos sencillos pasos tendrás esta deliciosa salsa de origen mexicano.

Tomamos los aguacates, los cortamos por la mitad y los vaciamos con ayuda de un cuchara en un bol.

Picamos los tomates, el cilantro y las cebolletas y los reservamos. Las aceitunas si no las tenemos en trozos o en harina habría que picarlas también.

Atalaya Agroalimentaria cuenta con aceitunas deshidratadas en trozos y harina de aceitunas.

Con la ayuda de un tenedor vamos a aplastar los aguacates y añadiremos a esta masa de aguacates los tomates, el cilantro, las cebolletas y las aceitunas. Mezclamos todo muy bien mientras vertemos el jugo de lima. Añadimos un poco de aceite y sal al gusto.

Una vez esté todo mezclado ya tendríamos una deliciosa salsa de guacamole con aceitunas negras.

En segundo y último lugar vamos a hacer los nachos caseros:

(Si queremos que los nachos tengan un poco de sabor de aceituna usaremos la harina de aceitunas para su preparación, en caso contrario no se usará).

En un bol juntamos todas las harina con un poco de sal y añadimos agua templada y comenzamos a amasar. Una vez hayamos hecho la masa la dejamos reposar con un trapo puesto encima del bol.

Cuando esté lista alisamos la masa lo más fina posible y la cortamos en pequeños triángulos. Estos triángulos los vamos a freír en una sartén con aceite y al sacarlos los escurrimos muy bien para quitar todo el aceite sobrante.

Finalmente servimos los nachos con la salsa de guacamole con aceitunas deshidratadas y ¡a disfrutar!.

Receta con aceitunas deshidratadas compartida por Atalaya Agroalimentaria.

¿Tiene alguna duda o necesita un presupuesto?

Salsa guacamole con aceitunas negras deshidratadas

Photo credit: Foter.com