Qué es la ISO 14001 y por qué es importante para Atalaya Agroalimentaria

Qué es la ISO 14001 y por qué es importante para Atalaya Agroalimentaria

  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

No es la primera vez que reiteramos en nuestro blog el compromiso de Atalaya Agroalimentaria con la sostenibilidad. Es un compromiso que va más allá de las meras palabras y que ha sido certificado por organismos externos. Hoy nos centramos en la ISO 14001, qué es y por qué es importante para nosotros.

Un poco de contexto en torno a ISO

ISO son las siglas, en inglés, de Organismo Internacional de Normalización. Esta entidad fue creada en 1947 para establecer estándares de internacionalización. Es decir, su objetivo es crear criterios unificados que puedan evaluarse en cualquier país del mundo en base a datos objetivos. Así, mediante hechos y datos concretos, es posible establecer una valoración sobre cuestiones que podrían tener una base subjetiva como son, por ejemplo, la sostenibilidad, la seguridad o la calidad alimentaria.

Por otro lado, al aplicarse a nivel mundial garantiza que, independientemente del lugar donde se ubique una empresa o se ofrezca un servicio, esos estándares serán de común cumplimiento para todos. Este hecho supone una gran tranquilidad para el consumidor final.

Aunque también emiten informes técnicos y guías, su principal razón de ser son los estándares internacionales que toman el nombre de la propia organización (ISO) y un código numérico. Cada código hace referencia a una disciplina o área de actuación.

De este modo encontramos la ISO 9001, que establece los requisitos para los sistemas de gestión de Calidad. Otro estándar es el 27001 que certifica la seguridad de los sistemas de gestión de información. Y también la 14001, en la que hoy profundizamos.

ISO 14001: qué es y cuáles son sus características

La ISO 14001 es una certificación que estandariza los sistemas de gestión ambiental. Gracias a ella, las empresas e instituciones pueden mostrar su compromiso medioambiental. 

Esta ISO, que hunde sus raíces en una antigua norma británica (BS7750) se formuló a comienzos de los años 90 y ha sido sometida a revisión en numerosas ocasiones. Actualmente prevalece la ISO 14001:2015 que es la que precisamente poseemos en Atalaya Agroalimentaria.

En concreto la ISO 14001:2015 centra la atención en la mejora del rendimiento medioambiental, integrando su gestión dentro del plan estratégico de la corporación. Un aspecto importante es que se aplica en organizaciones de cualquier tamaño, desde pymes hasta grandes empresas

Es importante recordar que, al igual que el resto de estándares internacionales, la ISO 14001 es voluntaria. Es decir, no existe ningún organismo que, como empresa, nos obligue a obtener esta certificación. Sin embargo, desde Atalaya Agroalimentaria entendemos que supone un compromiso con nuestros clientes y el consumidor final, así como toda una declaración de intenciones que se traduce en mayor transparencia que, a largo plazo, se convierte en confianza.

Qué certifica la ISO 14001

Como hemos mencionado anteriormente, este estándar está relacionado con la sostenibilidad y el compromiso medioambiental. Acogerse a esta norma no sólo supone asumir una gestión medioambiental sostenible, sino también un compromiso de mejora constante en cuanto al rendimiento de la misma.

Esta ISO atiende a parámetros tales como:

  • Optimización del consumo de energía
  • Reducción de residuos
  • Implantación de sistemas de reciclaje
  • Reducción de consumibles
  • Optimización de materias primas

Como consecuencia de controlar y mejorar estos parámetros, se reduce necesariamente el riesgo ambiental, así como la necesidad de ejecutar acciones “reactivas”, como las operaciones de limpieza. A largo plazo, contar con una certificación de este tipo evita sanciones –puesto que estos estándares son más restrictivos que las normas de organismo oficiales– e incluso puede repercutir positivamente en el balance económico de la empresa.

Los beneficios de obtener la ISO 14001:2015

Obtener una certificación internacional no es sencillo y supone un gran trabajo por parte de todos los miembros de una empresa, en aras a ofrecer la mejor versión de una organización. Pero el esfuerzo y la implicación de toda la corporación compensa dados los beneficios que puede aportar este sello.

Entre los principales beneficios que la ISO 14001 aporta a las empresas se encuentran:

  1. Integración de sistemas. Este estándar se apareja a la gestión de otras áreas como la salud laboral o la seguridad, también estandarizadas por ISO. De esta forma se obtiene una gestión más eficiente, y también más efectiva, de todo el entorno laboral.
  2. Reducción de costes. Puesto que está encaminada a la optimización energética y de gestión de residuos, supone un ahorro. Por ejemplo, permite disminuir el consumo de agua y electricidad; se gestionan de forma más eficiente las materias primas y se minimiza la generación de residuos
  3. Evitar sanciones. Los estándares internacionales tienen en cuenta la legislación, en este caso ambiental, por lo que se minimiza el riesgo de incumplir normas relacionadas con esta materia. Por otro lado, más allá del marco legal, los consumidores valoran de manera positiva la adhesión a este tipo de certificados voluntarios, ya que supone un declaración de intenciones por parte de la empresa que los asume. 
  4. Mejora continua. Este tipo de normas incluye procesos de evaluación periódicas que permiten revisar y mejorar el funcionamiento. Asimismo, requiere de la participación de todo el equipo humano, con lo que de manera indirecta mejora la comunicación interna de la organización, algo que también puede tener su reflejo en el incremento de la motivación del equipo.  

Todo ello se traduce en un gran beneficio para el consumidor final: la certeza de que la empresa y el producto que poseen la ISO 14001 se ajusta a los estándares de calidad, seguridad, fiabilidad y respeto al medio ambiente

Leave a Reply